Follow by Email

martes, 19 de junio de 2012

Del Enebro

UN RESCATE A LO GRANDE






Soy una enamorada de los cuentos tradicionales que no han pasado por censura de ningún tipo; ni religiosa, ni moral, ni social y mucho menos educativa. Creo firmemente en que si modificamos aquello que no nos parece políticamente correcto estamos haciendo con este tipo de relato, lo que los compañeros de clase hicieron con Jüll. Por estas razones y muchas más que no voy a enumerar ahora, es que estoy emocionada después de leer Del Enebro. Un cuento rescatado de la versión de 1812 de los Hermanos Grimm. Un relato duro, cruel, y maravilloso donde la justicia triunfa para que podamos tener la certeza de que antes o después ningún crimen queda impune.
El niño, blanco como la nieve y encarnado como la sangre es maltratado cruelmente por una madrastra que quiere que toda la herencia de su marido quede para la hija de ambos. Y sin pensarlo dos veces decapita al niño a cambio de una manzana que el pequeño nunca llega a comer. Pero la perversidad de esta mujer es tan grande que quien cuenta el cuento solo puede justificarla con la presencia del maligno en sus entrañas porque para tapar la ejecución de la criatura, hace creer a su niña que es ella la que decapita a su hermanito al darle una colleja.
El canibalismo también está presente en esta historia, el padre que sin saberlo se come al niño en un estofado y a medida que lo hace se siente bien, como si ese guiso fuera, dice: solo para él. Y es que es parte suya y de su primera mujer lo que está ingiriendo. Hay un regreso al principio de todas las cosas. A la semilla inicial, al deseo de tener un hijo, de perpetuarse. En cierta forma al comerse al niño lo está acunando, protegiendo, acogiendo en un abrazo perpetuo.
Y también vuelve el niño al seno materno cuando su hermana, que no para de llorar al creerse su asesina, recoge sus huesitos y los lleva bajo el enebro donde está sepultada su madre que aplaude feliz.
Entonces ya está todo listo para el momento mágico que dé paso a la justicia.
De los huesos surge como un ave fénix un pájaro que canta reiteradamente una canción. Y con ella, recoge todo aquello que necesita. Un obsequio para su padre, otro para su hermana, y el arma con la que aniquilará a su malvada madrastra a la que él llama Madre.
Tiene un final feliz y abierto. Una trama ágil llena de horror, sangrienta, sedienta de ambición donde el afecto parece perderse o reservarse para el principio y el fin.
Editado con un gusto exquisito, esta joya está pensada para ser disfrutada no solo a través de la lectura sino del tacto, la observación y el deleite de un objeto diseñado para ser querido y venerado. La edición incluye también la versión en alemán.
Y ahora qué hacemos con este relato cruel. ¿Lo leemos en nuestras sagradas aulas donde el parricidio, el odio y el asesinado no queremos dejar entrar? ¿Cambiamos algunos párrafos para que todo sea más bonito? ¿Nos horrorizamos al verlo escrito mientras miramos los informativos con niños usados como escudos en algún lugar del mundo?
No quiero caer en la tentación de obligaros a tener en casa un ejemplar de este libro. No sería democrático. Pero si os gustan los clásicos, amáis la buena edición y sois capaces de deleitaros con una ilustración que habla con un lenguaje detallista, provocador y muy cuidado, esta es una excelente oportunidad para hacer o haceros un buen regalo.
Ahora os dejo porque voy a releerlo, a re-mirarlo, a olerlo, a abrazarlo, a…todo. Porque es bello, porque es auténtico, porque vale la pena que esté en la cabecera de la cama para recordarnos que llámense madrastras o soldados, dictadores o maleantes las historias siempre se repiten. Que siguen habiendo muchos niños que por una manzana terminan degollados y hermanitas que lloran asesinatos que nunca cometieron.

Título: Del Enebro
Extraído del libro Zinder – und Hausmärchen (1812) de Jacob Ludwig & Wilhelm Kart Grima
Editorial: Jekyll & Jill
Ilustraciones: Alejandra Acosta
Publicado: abril 2012


Para saber más sobre este libro: 



http://jekyllandjill.blogspot.com.es/2012/05/del-enebro.html

domingo, 20 de mayo de 2012

Primer Capítulo de Sim Uruk, la historia sin historia


                                                                                                                                                             

                                                  
                                SIM URUK 
            La historia sin historia



Para leer un adelanto PDF Primer capítulo





Destrozado por la pérdida de su familia asesinada por la Bruja Ignorencia Negrurias, Sim Uruk, el último unicornio de los sueños, lucha por encontrar la fe perdida y la confianza en si mismo, para salvar a la humanidad de vivir una historia sin historia. Apoyado por su incondicional amigo Ginés, Sim Uruk recorre el camino que lo llevará a rescatar sus dones y con ellos, la historia que permanece prisionera detrás de la Gran Puerta. Pero el camino no es fácil, hay que luchar contra las fuerzas oscuras, y sobre todo, contra el desánimo, las dudas y la tristeza, transformando la furia interior, la sed de venganza, en una fuerza creativa. 






Las ilustraciones de este libro, tanto las de la cubierta como las interiores, son de Axel Rator, un ilustrador sueco, que en tiempo récord ha conseguido captar la esencia del relato y traducirla en imágenes muy logradas. Podéis buscar su página en internet; alcanza con poner su nombre en un buscador. Disfrutaréis muchísimo con sus propuestas.





Colección: 2 x 3 Editorial M1C                      
Autora: Jackeline De Barros
Género: Novela
ISBN: 978-84-937441-3-7

A partir de 10 años.

martes, 15 de mayo de 2012

Después de la nieve


 Mientras siga teniendo una risa dentro estaré bien.  

Acabo de leer Después de la nieve y aún me cuesta despegarme de las sensaciones que me ha provocado. La voz del protagonista con su lenguaje tosco, con sus observaciones llanas, con la dura inocencia de su mirada de niño hombre, sigue acechando en mi cabeza como un perro lobo a su presa. Esta lectura me pilló desprevenida. Esperaba algo más común, un canto a la defensa del planeta en los términos habituales. Pero es brutal, desgarrador y parece tan cercano, que por momento, me aterraba la idea de lo real que parecía.
Después de la nieve es un libro crudo que cuenta la historia de después de una catástrofe climática que cambia la geografía del planeta, su esquema social, cultural y emocional.
Crockett plantea un mundo despojado de humanidad, con un régimen totalitario en Occidente y se acerca peligrosamente a señalar a Oriente como la causa de todos los males, los únicos listos que lo han visto venir y sacan provecho del mal reinante. Me disgusta esta cuestión de señalar responsables, pero entiendo que puede haber más de una lectura y de que la intención de la autora haya sido plantear una fuente de debate, ¿Hacia dónde debemos mirar cuando llegue la catástrofe?
En esta novela el ser humano está despojado de toda humanidad, gestiona su día a día como una jauría de perros hambrientos y la autora plantea este paralelismo constantemente. El protagonista, Willo, crece ignorando casi todo, y quizá por eso mismo tiene la posibilidad de recurrir y conocer la sabiduría ancestral de la que poco a poco los humanos nos hemos ido apartando. Willo habla con su conciencia más radical, Perro, un cráneo de perro que es su otra voz, la de la sabiduría que le ayuda a sobrevivir. Pero también conoce la voz de Liebre, y lleva sobre su conciencia de cazador la muerte de su lebrato. Escucha y bebe de la fuerza y el poder de la madre tierra dentro de una caberna llena de imágenes ancestrales, allí, hace sus oraciones, reza a los espíritus de los animales como antaño lo hicieron nuestros predecesores. Es un canto a las raíces, a recuperar el oído fino que nos permite escuchar las voces de otros seres vivos, o muertos.
Es un relato ambientado en un frío aterrador, nieve y blancura de muerte por doquier; frío en la naturaleza y en el corazón de los hombres y mujeres que luchan por comida, cobijo y calor. Y el único calor que nunca debería faltar, desaparece antes de comenzar el relato, a Willo le arrebatan su familia. Un concepto que se potencia en la miseria.
Entonces aparece María, una pequeña de trece años muerta de frío y de hambre a quien a pesar de Perro, Willo rescata de una muerte segura. Willo comienza a crecer también como hombre. En su camino de iniciación, encuentra la compañera que al principio desprecia y luego respeta porque ella también es una superviviente.
El frío de Después de la nieve me trae recuerdos de un invierno húmedo y frío en Montevideo. Aquel invierno en el que no se llegaba a fin de mes con una moneda en el bolsillo, en el que para estudiar inglés tenía que caminar tres kilómetros de ida y otros tantos de vuelta, y no había abrigo que contuviera la humedad helada que se colaba a través de los zapatos y de la ropa. Había que ahorrar el coste del autobús y caminar. Llegaba a casa con los pies empapados  y helados. Los sabañones crecían en los dedos y en las plantas de los pies y al sacar los calcetines, parte de la piel se iba con ellos. Entonces, mi madre llenaba un cubo de agua hirviendo con sal y yo metía los pies en él para activar la circulación. Era un dolor insoportable, por la sal, por el agua, por la carne herida que tenía que cicatrizar, por la falta de lo básico que cada día iba a más.
Esos recuerdos escondidos bajo años de olvido, han tenido que salir de nuevo al leer esta novela que tal y como está planteada, tiene que remover las entrañas y dejar salir lo que sea que tengamos dentro.
Al final me quedo un con párrafo del libro prohibido (siempre los libros y la lectura, como base de la rebelión) que condena por su ideología a los habitantes de este relato a una muerte segura:

¡Debemos compartir nuestro optimismo! En torno al fuego, cuando nos reunimos, cuando contamos historias. Debemos transmitir este don a nuestros hijos.
Ellos deben convertirse en nuestros faros de esperanza. En nuestro futuro.

Nací al sur del planeta en un país donde contar historias, también fue hace algún tiempo, un símbolo de rebelión contenida.

Leed Después de la nieve, y hablad de ello. Contad vuestras historias escondidas. Rebelaos.


miércoles, 9 de mayo de 2012

ADIOS, MAURICE.

Con la muerte de Maurice Sendak en el día de ayer, los monstruos ya no serán lo mismo.
Fueron unas pocas frases y una historia que se prolonga en cada página a través de sus ilustraciones.
La literatura infantil está de luto, por eso es necesario releer Dónde viven los monstruos. Quizá podamos en su homenaje leer todos a la vez, mañana 10/05/2012 a las 21:00 horas, Dónde viven los monstruos, para luego irnos a la cama sin miedo a su ausencia.

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/05/08/actualidad/1336482503_829374.html

martes, 3 de abril de 2012

EL MUNDO A SUS PIES - YA ESTÁ DISPONIBLE


¿Puede un niño de barrio convertirse en un súper héroe? 
Pedro es el protagonista de esta historia y era un niño de barrio como todos los demás hasta que pasó lo que  pasó...
El primero en darse cuenta de sus nuevos poderes fue el abuelo, quien abrazando muy fuerte a su padre le dijo, “…esta familia empieza una nueva etapa. Tenemos que prepararnos”. Y  todos apoyaron a Pedro para que pudiera desarrollar los poderes que le ayudan cada día a tener el mundo a sus pies. 


Quiero a todos mis libros, pero a éste en especial porque después de haber estado durmiendo en un cajón, despertó para hacerme reír al releer sus páginas. Me di cuenta de cuánto disfruté recreando esta historia. Comprendí que la vida no siempre se sale con la suya y que cuando uno quiere algo, lo consigue. Tengo el privilegio de conocer muy de cerca a dos "Pedros", en ambos casos, la vida les truncó algunos sueños cuando aún no habían llegado a ser adultos. Ambos se crecieron frente a la adversidad, convirtieron sus debilidades en fortalezas, y supieron darle esquinazo a la frustración, a la rabia y a la impotencia frente a lo incomprensible. No se preguntaron por qué a mi, sino para qué a mí. 
Vaya este relato en homenaje a todos los Pedros y Evas del mundo, a sus seres queridos, a sus archienemigos, y a la capacidad de los seres humanos de amar, jugar, reír, compartir y superarse. 

A Miguel Cerro, el ilustrador que hizo la portada, le agradezco su particular visión del relato, que supo resumir en una imagen capaz de contar y encantar. 

El mundo a sus pies es una novela para lectores a partir de los nueve años, luego la pueden leer todos aquellos que quieran sonreír un rato o que disfruten de pequeñas aventuras cotidianas. 

He publicado El mundo a sus pies en versión digital porque quiero que llegue a todos aquellos lugares donde alguien tenga ganas de leerla.
Me entusiasmó la idea de que la tienda Amazon tenga a disposición de los clientes un programa gratuito para poder leer libros digitales en ordenadores (computadoras) comunes sin necesidad de tener un lector de e-books, ipad, etc. Creo que es muy democrática esta opción, no sólo por lo que acabo de contaros sino porque además, me ha permitido poner un precio justo y accesible para lectores de todos los mundos. 


Seguimos en contacto. 

 

lunes, 26 de marzo de 2012

Los juegos del hambre, el libro.

Suzanne Collins ha dado en el clavo. Ha escrito una trilogía que se ha convertido en un best seller. Para mí ha sido terrible leerlo. Me ha conectado con una parte de mi vida que no habría querido recordar. Crecí durante la dictadura militar de Uruguay, donde la cúpula de un gobierno de facto, nos obligaba a jugar su versión de Los juegos del hambre cada día. Mi familia pertenecía al distrito maldito de los educadores, profetas que había que silenciar, controlar y dominar para que no se fueran de la lengua. Racionaban la comida, la salud pública, la voz, las reuniones de más de dos personas… y ahora me siento a leer la obra de Suzanne Collins, desarrollada en un mundo futuro, lleno de tópicos sobre la dominación, lo que se debe o no, sobre el ansia de libertad y la necesidad de proteger lo poco que se tiene, y revivo mi niñez traspolando situaciones. Y luego miro las noticias de las nueve y vuelvo a ver una y otra vez la antesala de Los juegos del hambre en imágenes del mundo actual.

Me dejé llevar sin mucho convencimiento  y  cuando me di cuenta llevaba más de un cuarto libro leído, creo que tardé apenas ocho horas en zampármelo. Es tan fácil seguirle el ritmo, tan sencillo unirse e identificarse con la protagonista y con el hijo del panadero. Tan espeluznante el paralelismo con…

Reconozco que el título me aterraba. El hambre me aterra, la pobreza, la incapacidad de poder decidir por mí misma lo que quiero y lo que no. Vencer esta reticencia fue duro pero nobleza obliga, y me aventuré entre sus páginas.  Es un libro iniciático más que de aventuras. Uno elige el camino de la aventura por alguna razón, pero aquí no hay elección, hay que sobrevivir o morir.
Lo curioso de esta obra es que tiene dos protagonistas, una chica y un chico, pero ellos tienen una peculiaridad, sobreviven con los atributos tradicionalmente dados al género opuesto. Ella, es una cazadora, provee a su familia de alimento, es guerrera, pura dinamita, de carácter explosivo y poco dada a los estereotipos femeninos. Por su parte, su pareja en los juegos, es hijo del panadero, un chico cuyo perfil es suave, tierno, empático, capaz de transformar el trigo en pan, da de comer a través del procesamiento de la materia prima. Y también es el portador del germen del amor. La autora juega con esto de una manera interesante que a mí, personalmente, me gustó porque lo despoja de sentimentalismos, usa el amor como arma de manipulación de masas. Sin embargo no dejo de preguntarme por qué para hacer a una heroína, a una mujer rebelde, es necesario despojarla de toda la femineidad o hacer que ella la rechace por creerla inútil. Me pregunto cuándo estaremos preparadas para darle paso a una heroína femenina, orgullosa de ser mujer y de ser capaz de cazar, amar y de ser libre. Katniss Everdeen es insegura respecto de sí misma, no es capaz de entender el efecto que produce en los demás, es desconfiada y pone siempre una barrera para que nada pueda dañarla. No hago más que pensar si es así como muchas de nosotras estamos dispuestas a sobrevivir estos momentos en estos juegos  del presente que nos toca vivir.

Creo que Los juegos del hambre es un libro que afecta al lector en la medida de sus experiencias personales. Algunos dirán que es una obra ligera; otros que es una obra de análisis social; los habrá que la cataloguen como otra lectura de aventuras fantásticas para adolescentes; y otros la vetarán por contener demasiada violencia.
No dejo de preguntarme si este libro ligero, violento, que no quiere perderse la oportunidad de mezclar una historia de amor dramático, no es más que una provocación para la otra lectura. La que nos lleva a pensar en el cinismo político de todos los tiempos. La que nos obliga a debatir sobre los juegos del hambre en África, en el distrito europeo, en los distritos de las Américas… en el distrito de cada país en particular y del mundo en general.

Leed Los juegos del hambre. Solo vuestra experiencia personal puede definir qué grado de compromiso tiene o deja de tener esta lectura. 

Suzanne Collins
RBA libros S.A. - Molino
Traducción: Pilar Ramírez Tello
ISBN: 9788427202122






"Es como si alguien hubiera diseñado un pájaro de oro pequeño y después fue unido con anillo a su alrededor". El pájaro está conectado al anillo sólo por las  puntas de sus alas". 

Premios Andersen 2012 - Feria del Libro de Bolonia

La escritora argentina Mª Teresa Andruetto y el ilustrador checo Peter Sís, ganadores del prestigioso Premio Andersen, considerado como el Nobel de la literatura infantil y juvenil, que concede IBBY (International Board on Books for Young People) cada dos años a un escritor y a un ilustrador por el conjunto de su obra para destacar su contribución a la literatura infantil. 
Así comienza el artículo con que los amigos del Club Kiriko nos hacen llegar los premios Andersen de este año. 
Os dejo un par de enlaces para que podáis saber más sobre este tema. http://www.clubkirico.com/
Mª Teresa Andruetto (Argentina)

Para conocer mejor a esta autora puedes ir a http://www.teresaandruetto.com.ar
 Y este es Peter Sís, el ilustrador checo ganador del Andersen 2012.  
Podría poner sus magníficas ilustraciones pero prefiero poner ésta que nos hace conocerlo, a mi entender, mucho mejor que cualquiera de sus actuales obras. 
Indudablemente tenía madera de artista. 
Conoce mejor a Peter Sís en www.petersis.com

En cuanto a los ilustradores, bueno es saber que mi querido Javier Zabala (España) fue uno de los finalistas a este prestigioso galardón. 


Busca más información sobre esta noticia en http://cuatrogatos-miau.blogspot.com.ar/ 

miércoles, 29 de febrero de 2012

NADA. Desató la polémica y fue censurada. Hoy, es un éxito.

Escrito con palabras sencillas y frases cortas. Con una sintaxis clara.
Podría ser unos de esos relatos para leer rápidamente, sobre todo porque la edición está muy cuidada y la letra es muy cómoda.
Pero el lector se lleva una agradable sorpresa desde el punto de vista de que es imposible leerlo a la velocidad de rayo porque con cada frase se abre una ventana hacia el interior y el exterior de uno mismo. Se comienza a mirar y observar a la gente desde otra perspectiva…
Plantea un tema que hace tiempo no se planteaba en los libros para jóvenes o quizá en los libros en general. Un tema que no busca la inmediatez en la respuesta sino la reflexión.
Cuestiona el modelo de sociedad actual desde el punto de vista de un adolescente que descubre la dualidad del mundo a través del estilo de vida familiar.
El desengaño de los adolescentes obligados a plantearse temas profundos sobre la construcción de su vida, su madurez, el rol que desea tener en la sociedad y el que esa misma sociedad le impone. Pero para ello necesitan más herramientas de las que disponen. La sociedad, los sistemas de enseñanza cada vez les dan menos posibilidades de prepararse para tomar decisiones. Aunque a simple vista cada vez se tiene mayor acceso al conocimiento, al parecer cada vez somos menos capaces de ayudar a los jóvenes a crecer y desarrollar plenamente sus capacidades, a controlar y fortalecer sus emociones, a aceptar y transformar sus debilidades en fortalezas.
El planteamiento del protagonista sobre la vida, hace que esa incertidumbre caiga como fina lluvia o como proyectiles de peras sobre sus compañeros de clase que sienten tambalear sus certezas, y se plantean demostrar a su colega que no tiene la razón. Pero intentar demostrar a nivel general lo personal, lo humano y lo divino, las certezas del camino y las aberraciones consentidas, puede ser otra manera de disfrazar la realidad.
Lo que comienza como una necesidad de autoafirmación, se va convirtiendo en pequeñas vendettas, en crueldad, en histeria, y traspasa, arrasando, los valores básicos que creían tener claros. Todo es posible ante la necesidad de demostrar que estamos en un mundo que sí importa. Todo es válido para no admitir la equivocación o la desgana, la desilusión. El miedo es otro de los protagonistas de esta historia que por momentos pone los pelos de punta al lector, no porque su contenido sea de alto voltaje sino porque la inocencia de la crueldad es la peor de las verdades. La incapacidad de asumir la libertad como un derecho dentro del grupo; el peso de la palabra dada, el dolor de la humillación y la impotencia ante el desarraigo.
Un libro que no necesita de cuatrocientas páginas para contar una historia. Una escritora que domina el oficio y plantea los temas con claridad y sin abusar de los adjetivos ni de las sensiblerías.
Un libro que vale la pena leer en los tiempos que corren porque sacude la mente, cuestiona las verdades absolutas y las bases de la sociedad actual. Una lectura propicia para el debate y la tertulia.
 Autora: Janne Teller  (Dinamarca)
Editorial: seix Barral
Público: juvenil y pensantes en general.

martes, 28 de febrero de 2012

UNESCO lanza en internet la Biblioteca Digital Mundial

UNESCO lanza en internet la Biblioteca Digital Mundial 

Podríamos decir que estamos de parabienes, la UNESCO ha abierto una biblioteca en la que podemos entrar a cualquier hora del día. Os invito a visitarla y a comentar si es silenciosa o necesita de más actividades en la sala infantil, o de un rincón para leer el periódico...
Además la noticia no aclara si UNESCO es un o una bibliotecaria, si lleva gafas, si acaba de recibirse, si su opción por los libros es vocacional o no hay tal pasión, si disfruta con su trabajo. Nada. Quizá sea mejor así, porque cada uno puede imaginársela a su manera. 
Me gusta la idea de que haya una biblioteca mundial, pero quién nos va a guiar entre los libros para que entendamos los tejuelos; dónde está la sonrisa que nos recibe y nos informa; en qué silla se sienta Juan o María. Cómo voy a conocer a esa persona especial que sabe tanto de células madre...
¿Estamos cada vez más solos?
Es una lástima que en este tipo de biblioteca no pueda uno encontrarse a los intrépidos fantasmas de los edificios antiguos que velan por las palabras impresas. 
De todas maneras, es una muy buena iniciativa, ¿o no?

sábado, 25 de febrero de 2012

Soy lectora

Soy una forofa de los libros. Me gusta su olor, la sensación del papel entre mis dedos; el olor a tinta y a pegamento. Me gustan los libros como objetos de arte cada vez más sofisticados; sostener al mejor detective del mundo entre mis manos, perseguir a la asesina entre páginas que parecen no tener fin, acompasar mi ritmo cardíaco a las brazadas de un náufrago en medio del océano. Sensaciones eternas, amorosas, furiosas, incontenibles, todas las emociones humanas las he ido descubriendo entre los libros.
Soy una defensora feroz de los libros. Creo que las versiones impresas jamás serán sustituidas por las electrónicas, pero también creo que el mundo evoluciona, que la sociedad va camino a una nueva etapa y que es justo que cada quien pueda elegir dónde y cómo leer.
Por eso estoy escribiendo estas líneas, porque entiendo que más importante que el continente es el contenido y que si el continente se vuelve cada vez menos accesible, el contenido no puede quedar perdido, inerte, desorientado o abandonado en un cajón. O tal vez amontonado en una mesa de saldos. Creo en el poder de la palabra, en la fidelidad de los lectores, en las enormes cantidades de amigos de los libros que no pueden acceder a ellos por problemas económicos, sociales o culturales; porque en algunos casos los libros ya ni siquiera podrán encontrar su lugar en las bibliotecas.  No porque no deseen ser parte de ellas sino porque no hay presupuesto para adquirirlos.
Por eso, porque defiendo la libertad de leer dónde, cómo y cuándo se le antoje al lector,  porque soy consecuente con la sociedad que estamos formando, porque no puedo tapar el sol con un dedo ni negarme a la evidencia. Por todas estas razones y algunas más que no voy a enumerar en este momento, es que apoyo y me vuelco en la edición digital. Tengo el respaldo de ser una forofa de los libros, de su olor a tinta recién impresa, de ser fiel defensora de la palabra oral y escrita.  Porque ante todo y todos declaro abiertamente  que Soy lectora, reivindico mi derecho a decidir la manera en que quiero acceder a la lectura. 

lunes, 13 de febrero de 2012

Fallece el editor Germán Sánchez Ruipérez.

A los 85 años de edad, fallece en República Dominicana quien fuera inspiración de muchos, entre ellos quien os escribe. Estaba estudiando para Experta en Literatura Infantil y Juvenil cuando tomé contacto con la Fundación que lleva su nombre. Algo prendió muy dentro de mí y supe desde ese momento que lo que había sido un hobby, se transformaría en el eje de mi vida. Amo la lectura, los libros, y estudio día a día la manera más sencilla, eficaz y universal de aficionar a la lectura. Ahora, a seguir el camino que tanto Don Germán Sánchez Ruipérez como tantos otros, nos han ayudado a caminar.

Fallece Germán Sánchez Ruipérez

martes, 31 de enero de 2012

TERROR INTELIGENTE



Me enamoré de la cubierta de este libro. Destacaba por su falta de colorido, por la elegancia de su saber estar, por la belleza de las ilustraciones que buscaban seducir y advertir al posible lector del contenido de sus páginas. Bello, fue la primera palabra que se me vino a la cabeza. Luego pensé, “lo quiero para mí”. Una necesidad imperiosa de leer los cuentos que vivían entre sus páginas color hueso. Tenía ilustraciones de personajes desgarbados de ojos grandes realizadas e impresas a una sola tinta. El conjunto funcionó. Terminé llevándomelo a casa. Un objeto bello, lleno de historias de terror. Prometía.
El libro durmió primero en mi mesita de noche y luego en una de las estanterías de mi despacho, hasta que un día, hace poco, me llamó con su silbato de vibraciones, y me acerqué a él sin saber que estaba haciendo lo mismo que los protagonistas de los relatos que contiene.
Todas las historias convergen en una, la del viejo y excéntrico tío Montague.
Descubrimos entonces dos historias, la de Edgar, un niño con padres ausentes, incapaces de prestarle atención, que va a casa de su tío a dejarse fascinar por las historias y que es quien nos cuenta en primera persona lo que ocurre durante su visita a la gran mansión. Y por otro lado, está tío Montague, que va narrando la memoria de los objetos que pueblan la mansión que habita a su sobrino Edgar.
Cada relato es acompañado con té caliente que atempera el frío que recorre las paredes de la casa. Edgar es el típico niño que peca de creerse dueño de pequeñas verdades, por eso cree que le hace un favor al anciano escuchándolo. Yo hacía lo mismo con mi abuelo, con mis tías, con alguna que otra viejecita parlanchina del autobús, ¿quién no lo ha hecho?
Lo cierto es que llega un momento en que Edgar está atrapado entre la curiosidad, el morbo y el miedo que le atenaza el estómago. Comienza a sentirse observado, a escuchar sonidos fuera de la habitación con chimenea, ve caer la tarde y el bosque que rodea la casa del tío le anticipa sus fauces babeantes.
Edgar siente miedo. Edgar no sabe si lo que está escuchando es producto de la fantasía o la verdad más cruel de la vida y del más allá.
Edgar siente miedo y yo también lo sentí mirando por encima de mi hombro mientras leía.
Son historias tan bien narradas, tan sencillas y tenebrosas, que parecen aquellas que solía contarnos el abuelo junto a la hoguera mientras asaba maíz para tener a todos los nietos quietos. Aunque mi abuelo abundaba en adjetivos y Chris Priestley
solo utiliza los estrictamente necesarios.
Esa es la magia de los cuentos bien contados, no saber dónde está la línea que separa la realidad de la fantasía; los finales que  no se cuentan pero que están escritos en el punto final. Para qué ponerlos en letras si se presienten mientras se desarrolla la acción. Ahí queda el valor del silencio apretándonos el pecho, sonriendo desde nuestra visión de las cosas no dichas.
Y entonces quieres seguir leyendo pero te preguntas qué más puede contarme que sea más terrible que lo que ya leí. Y siempre queda el final menos esperado. Puede que intuido pero solo en parte, porque el desencadenante es imposible de adelantar por muy buen lector que uno sea. 

Intelecto + afecto

Tengo la sensación de que me estoy olvidando de algo importante. Desde el comedor me llega la voz de la periodista diciendo de que estamos en crisis,  que todo va mal. Y yo tengo la sensación de que me estoy olvidando de algo importante. Claro, cómo no. Se me olvida prestar atención a lo que estoy leyendo y dejo vagar mi mente por mi infancia, por la de mis padres, por la de algunas personas que conozco y que al igual que yo, no lo tuvieron fácil. Fui una privilegiada. Los Reyes Magos me traían libros el seis de enero. Recuerdo mi primera enciclopedia de animales. Con sus láminas a color, sus fichas temáticas, y una breve descripción del habitat y forma de vida del animal en cuestión. Mi padre la encuadernó en azul, le puso tapa dura y le pintó en dorado formas pequeñitas. Nunca visité una biblioteca, en aquella época salir de casa era arriesgado. Vivíamos en una dictadura y nada era sencillo. Las bibliotecas estaban vacías de alma y de libros.
Y ahora, cuando parecía que por fin la cosa había cambiado,
resulta difícil ver que los presupuestos del estado o de las comunidades increíblemente no contemplan la posibilidad de comprar libros para las bibliotecas.
Podemos contratar un cuentacuentos, pero de libros, nada de nada. Lo que estos señores de presupuestos  no saben, es que cuando contamos un cuento, abrimos una puerta que ya no se puede cerrar: la de las emociones. Y que cuando un relato nos toca la fibra, no hay presupuesto que valga. Vamos a buscar la referencia escrita o algo parecido. Eso si quien nos ha contado, lo ha hecho bien, de lo contrario, hemos perdido un lector, por supuesto.
En épocas de crisis, se lee más y aumenta la necesidad de escuchar cuentos. No lo digo yo. Es un echo consumado. 
En países terriblemente azotados por crisis sociales como Colombia, el poder del relato es superior a lo que nos podamos imaginar. La gente se reúne a escuchar historias, leídas o contadas  porque hay algo en ellas que no pueden vetar los presupuestos, ni la guerrilla, ni las dictaduras: lazos afectivos que unen a la gente y le dan fuerzas para seguir luchando. Llaves de apertura a recuerdos que nos vuelven feroces y guerreros. Es la memoria, la memoria y la vida. 
La lectura en voz alta hace que reafirmemos nuestra autoestima, que compartamos la intimidad del ritmo de la voz que nos envuelve. Lo que la literatura nos da en tiempos de crisis es afecto, es apego, son referencias, estímulos sensoriales, alimento para la necesidad de sentirse parte de un todo. Fuerza para recordar que hay cosas y situaciones no queremos volver a recuperar nunca más.
Toca revelarnos, leer en voz alta, compartir recuerdos, atesorar pequeñas victorias, decir no quiero esto, quiero aquello otro. Toca enseñar a luchar desde la voz y la letra y eso no es patrimonio exclusivo de ninguna oficio en particular.


Que no se nos olvide nunca: el intelecto se nutre de afecto y de conocimiento, pero si no está el primero, no hay conocimiento que nos ayude a salir indemnes de ninguna crisis, de ninguna batalla, de ningún lugar. 


Parque de las Ciencias - Granada.  www.parqueciencias.com









jueves, 26 de enero de 2012

Sim Ur Uk, la historia sin historia


Desde que recuperé los derecho de autor allá por 2005, tenía muchas ganas de meterle mano a La historia jamás contada, título original de Sim Ur Uk, la historia sin historia, una novela juvenil actualmente publicada por la Editorial M1C (Mil y un cuentos).
Sim Ur Uk, es un camino de iniciación que comienza con un borrón y cuenta nueva de la vieja historia publicada hace años en Longseller (Argentina), y que transcurrir del tiempo y la vida se quedó en una historia ñoña que nada tenía que ver conmigo. Era imposible reconocerme en aquel texto lleno de melodrama. Por suerte para mí y para quienes han leído la nueva versión, le pedí a mi amigo Alejandro Villén que leyera el texto original. ¡Madre mía! Jamás nadie me había hecho una crítica tan feroz y con tanta gracia como Ale. Aún me río de sus comentarios y representaciones, (aplastantes, por cierto). Me reí mucho de mí misma y de aquella voz blanca y condescendiente que miraba el mundo como una maestruli de principios de siglo. Había pensado cambiar solo un par de cositas pero me di cuenta de que la pereza estaba reñida con la literatura y por eso, hice lo siguiente: me quedé con la esencia de aquella obra, y la deshice en un millón de pedazos. Luego, con cariño, la fui reconstruyendo, la modelé, la viví, la palpé y conseguí contar lo mismo, pero con mi voz actual, volcando en ella la experiencia que he ganado con los años. Me faltó tiempo para desarrollar un par de personajes: Ilenkayé e Ignorencia Negrurias. Por eso estoy trabajando en ellas, para dejar todo cerrado. Me lo han pedido los lectores y me lo pide Pepito Grillo. 
He disfrutado como nunca reescribiendo esta historia, y sobre todo, he disfrutado venciendo el miedo a descartar lo escrito. Entendí que no es sagrado; ten solo una manera de contar. Espero que la segunda versión guste más que la primera. 
Y gracias, Alejandro, por la crítica feroz y los posteriores detalles de ilustración en homenaje a mi admirado Michael Ende; gracias a Meri, por el cariño y el celo con que maquetó este libro; al ilustrador Axel por la profesionalidad de su trabajo. Gracias a quienes han cuidado tanto la impresión y el armado. A los libreros por acogerlo y a los lectores por hacer suya esta historia.  Formamos un buen equipo. 

miércoles, 25 de enero de 2012

Acción - reacción

He creado este blog para poder compartir con vosotros, con todos ustedes, mis vivencias como lectora. También mis opiniones sobre el fomento de esta afición mía que es capaz de transportarme a mundos ideales, a situaciones controvertidas, de hacerme reflexionar, reír, llorar y enfadarme cuando un autor mata o desaparece a mi personaje favorito. La lectura que me emociona y me hace vivir es la que quiero comentar, el resto, prefiero que la reseñen aquellos a quienes por cualquier razón les provoca todo lo que a mi no. Así debería ser este mundo de contagiar la lectura. Un apuesta en positivo que va desde la emoción a la razón, ida y vuelta. 
Gracias por visitarme. Bienvenidos. 

Aracnofóbica reconvertida

Soy aracnofóbica. Pensar en que cientos de arañas pueden invadir mi cuerpo repentinamente me pone enferma. Quizá por eso retardé la lectura de esta novela de Francisco Domene. Hasta hace poco creía que la imagen más correcta de aquello que se siente cuando uno está cerca de la persona que ama o que cree amar, era la de las mariposas. Románticas, bucólicas y asépticas, las mariposas eran una imagen ideal. Demasiado quizá para una emoción que suele carcomernos por dentro; tanto da si el amor es real o ficticio. Y de pronto comprendí que el autor estaba siendo descaradamente provocativo con la imagen de las arañas. Recordé que los hilos del amor se tejen en todas las direcciones y que ese sentimiento nos atrapa en una red de emociones y decisiones que muchas veces pueden dejarnos a merced de errores tontos o de decisiones poco inteligentes.
Arañas en la Barriga. Comencé la lectura con la sensación de que esos bichejos me devorarían y poco a poco fui dejándome atrapar en la tela de una historia de amor adolescente, irracional y humano, que se atreve a todo con tal de vencer el miedo al rechazo.
Quito Cáliz, el protagonista, es un antihéroe moderno, tierno, con cierto sexappeal más teórico que práctico; lo que lo hace atractivo es que su amor  por la misteriosa Laura, es incondicional; tan incondicional como su pasión por el cine al que el autor hace referencia en más de una ocasión. Paco Díaz, es otra cosa. Friki total, capaz de dividir los estereotipos humanos en gremios, y a todos ponerles pegas. Es un apasionado del teatro, un género que le da la oportunidad de enrollarse con una chica estupenda.
Luego está Laura, a quien vamos conociendo a través de la mirada de Quito pero cuya imagen no nos es revelada hasta el último momento. Laura es y no es la persona que el protagonista ama. Ella tiene su vida y la defiende entre el anonimato y la mentira. Una chica sexy, enfundada en una gabardina roja sangre a juego con su pintalabios.
Imágenes cinematográficas para una aventura muy bien escrita, con muchas referencias al cine y algún guiño literario para el lector más activo.
Este libro es de lectura lenta en su primera parte, abunda en detalles de sus personajes pero siempre desde el esbozo, permitiendo al lector que juegue con los trazos que va ofreciendo el autor y que los incluya en el perfil de alguien conocido.
Quién no ha conocido a un Quito Cáliz  o a un Paco Díaz.
La segunda parte del libro bien podría haber sido escrita en algún país sudamericano, con toques de realismo mágico, se nos van planteando situaciones increíbles con soluciones absolutamente inviables pero que sin embargo el autor consigue recrear de manera muy convincente.
El lector queda atrapado por la telaraña y se deja llevar de la mano de unos personajes muy bien delineados, sorprendentes, disparatados y llenos de ternura.
Arañas en la Barriga es una historia de amor y aventuras, con un final de película. 
Terminé el libro y me quedé pensando en aquella vez en que sentí una tropa de arañas en mi barriga cuando entré al aula después de las vacaciones de verano… 

Título: ARAÑAS EN LA BARRIGA
Autor: Francisco Domene (Caniles – Granada)
Editorial: Viceversa
Público: juvenil en adelante



en la foto: Francisco Domene